Los gatos, el frío y el peligro del motor de los coches

14 Febrero, 2017

Los gatos, el frío y el peligro del motor de los coches

Con el frío, los gatos buscan el calor del motor del coche y se refugian ahí. Dar unos golpes al capó antes de arrancar e incluso hacer sonar el claxon, evita disgustos. Es lo que creemos que le pasó a la gatita que vino esta mañana a nuestro centro veterinario Dobican, con la cola en muy mal estado. Al arrancar el coche puede quedar atrapada cualquier parte de su cuerpo, en su caso la cola y resultar muy dramático. Nuestra gatita necesitó una cirugía de urgencia para la amputación del rabo, de lo cual se recupera poco a poco, pero claro pudo ser mucho peor. Sin la cola, se adaptan a vivir gracias a la gran capacidad de adaptación que tienen los felinos, pero aunque parezca una parte sólo de adorno, tiene gran importancia en la estabilidad y el equilibrio sobre todo en los saltos. Al saltar, es usada como timón corrigiendo la dirección y proporcionando el equilibrio necesario para un aterrizaje más seguro. Cuando como en este caso, es imprescindible la amputación, le llevará un tiempo acostumbrarse a la falta de sensación nerviosa y al cambio de equilibrio, pero estamos seguros de que se adaptará y su movilidad no se verá afectada a largo plazo. Nuestra recomendación es, siempre hacerse oír al llegar al coche ,dar unos golpes en el capó y normalmente, al oír algo, los gatos saldrán de su escondite y huirán. Un sencillo gesto que puede salvar a muchos felinos.

Compartir:

Centro Veterinario en Toledo
  • Dirección: Avda. Río Boladíez, 34
  • Ciudad: Toledo (España)
  • Teléfono: 925 240 928
  • E-mail: info@dobican.com