Vacaciones con mascota

30 Marzo, 2017

Vacaciones con mascota

Se acercan las vacaciones de Semana Santa y si vamos a viajar, tenemos que pensar en nuestra mascota y las posibles opciones. Hace unos años ,había pocas posibilidades, afortunadamente hoy en día cada vez hay más alojamientos y transportes que lo permiten.

La primera reflexión es decidir si nuestro animal de compañía estará mejor con nosotros. Si el viaje es excesivamente estresante para él o el destino no es apto para mascotas, aunque nos sea difícil, será mejor no llevarlo. En este caso existen diversas soluciones, desde familiares y amigos que se hacen cargo, hasta residencias sobre todo caninas.
Si decidimos viajar con nuestra mascota, lo primero será el medio de transporte.

Para viajar en coche, tenemos que tener en cuenta que debe viajar siempre, o bien atado con medios adecuados o separado en todo momento del conductor por redes o barras. Esto puede hacerse mediante jaulas o transportín, o con arnés de seguridad anclado al enganche del cinturón por una correa de cinturón. Todos estos sistemas van encaminados, por nuestra seguridad, a no distraer al conductor y a minimizar los daños en caso de accidente a los pasajeros y a la propia mascota. Como se recomienda parar y descansar cada dos horas, no hay que olvidarse de sacar a nuestro perro y darle agua. No debemos dejarlo encerrado en el coche, sobre todo si hace calor, ya que en el interior del coche la temperatura sube rápidamente.
Si nuestra mascota es de las que se marea, consulta a tu veterinario que puede aconsejar algún producto que disminuya los efectos del mareo. Hay que recordar que es preferible que no coma unas horas antes del viaje y que realice sus necesidades antes de salir.

Si lo que queremos es viajar en tren, Renfe lo admite pero con limitación de 10 kilos, es decir, los grandes no podrán viajar (excepto los perros guía, que sí se permite). Será necesario sacar un billete para ellos, abonando la tarifa correspondiente ( a diferencia de lo que ocurre en otros países europeos) y viajará con nosotros sin lugar asignado. Cercanías permite que viajen gratis, siempre que vayan en un bolso o contenedor adaptado.
En el metro de Madrid y Barcelona se puede ir con mascotas, siempre que sea en el último vagón y viajen con correa y bozal o bien dentro de un transportín. Tanto en el metro como en cercanías, no está permitido en las horas de mayor afluencia, debemos consultar horarios.

En los autobuses urbanos, de momento, no es posible. En los interurbanos, algunas compañías lo permiten en sus maleteros, nunca en cabina (exceptuando perros guía)

En el caso de los aviones, si la mascota es pequeña , además de viajar en bodega, algunas compañías permiten hacerlo en cabina con limitaciones de peso. Aunque si el destino es Gran Bretaña o Irlanda, no encontraremos compañía aérea que permita su transporte.

En todos los casos, será imprescindible tener la documentación en regla de nuestro mascota. Los perros y gatos deberán llevar la cartilla de vacunación, pasaporte europeo con la vacunación de rabia y la desparasitación al día , obligatorio al vivir en Castilla La Mancha e imprescindible, si viajamos al extranjero, así como estar identificados con microchip homologado. Todo esto realizado por un veterinario autorizado. Recomendamos consultar la normativa al respecto en nuestro destino, sobre todo si viajamos fuera de España, ya que no en todos los países, ni siquiera de la Unión Europea, es igual.

Ya en nuestro destino, cada vez hay más ofertas tanto de establecimientos ( hoteles, casas rurales, campings) como de apartamentos o casas de alquiler donde son bien recibidas.
Se debe confirmar siempre con el establecimiento o el propietario , ya que a veces aplican suplementos o tienen limitaciones en el número de animales, tamaño o raza. Además algunos no permitirán que dejemos sola a la mascota. En este caso, será más fácil en apartamento o casa, si queremos realizar alguna actividad imposible con mascota, como los museos. Si encontramos un lugar muy apetecible que no admite mascotas, recomendamos confirmarlo, porque hay sitios que prefieren no publicitar su afinidad con los animales, para no encontrarse con demasiadas a la vez.
Hay incluso balnearios, es raro pero los hay, que admiten mascotas. No podrán acceder, obviamente, a zonas comunes como piscinas o spa, pero pueden permanecer en la habitación.

La opción de viajar con nuestra mascota cada vez está más extendida, pudiendo realizar actividades muy agradables con ellas, como es el caso de las playas que cada vez son más las que admiten perros, algunas con limitación de horarios para evitar las horas de gran afluencia y otras específicas para ellas sin limitación horaria.
Nuestra experiencia es que con una buena previsión y planificación del viaje, podemos disfrutar de nuestros amigos también en vacaciones.

Compartir:

Centro Veterinario en Toledo
  • Dirección: Avda. Río Boladíez, 34
  • Ciudad: Toledo (España)
  • Teléfono: 925 240 928
  • E-mail: info@dobican.com